VISIÓN ROSARINA

GALERIA DE LA SALTA local 18
Rosario de la Frontera - c/p 4190
Salta - argentina
celular (54)03876-15407534
e-mail: mago_oskr@hotmail.com
www.periodicorosarino2010visionpolitica.blogspot.com
seguinos en el facebook: www.facebook.com/vision rosarina








miércoles, 16 de febrero de 2011

ROMERO SE QUIERE OLVIDAR DE ROMERO


A 19 años de la muerte de Roberto Romero, el director del Diario El Tribuno dio todos los pasos para librarse del todo de la sombra de quien fuera Gobernador constitucional de la Provincia entre 1983 y 1987. Juan Carlos Romero mandó que el tradicional acto recordatorio por el aniversario de la muerte de su padre, dejara de hacerse en la playa de estacionamiento del diario, como ocurrió durante muchos años.

La orden forma parte de los cambios que quiere imprimirle Romero a su gestión de director, aunque no figure como tal en el staff que diariamente se publica en la página 2. El ex Gobernador de la Provincia vivió siempre acechado por la sombra de su padre.

Fue su padre quien lo impulsó a incursionar en la política, rubro en el que después de todo no le fue tan mal. Pero Romero, quien siempre se refirió a su padre como "Romero", nunca habló de "papá" como hubiera hecho cualquier hijo de vecina.

Quedará para los sicoanalistas analizar lo que entraña la decisión, pero queda claro que la orden de hacer un homenaje sólo en el mausoleo del cementerio, tiene un significado claro. Juan Carlos Romero quiere enterrar definitivamente a Roberto Romero.

Nunca se mostró muy convencido por esa reverencia a los muertos, mucho menos cuando esto implica agrandar una sombra que se proyecta y cubre su propia figura, algo que nunca le gustó, pese a que al Senado Nacional llegó de la mano de la polémica operación tres por nueve que urdiera su propio padre para darle un mandato prolongado en el Congreso que le permitió en 1995 desembarcar en la provincia.

Pero Juan Carlos Romero ya no quiere saber nada con su padre y, el aniversario número 19 de la muerte de Roberto Romero, fue el primer paso para desprenderse del recuerdo y marcar su impronta, aunque esto hubiera significado quebrar internamente a la familia ya que dos hermanos del ex mandatario, Roberto Eduardo y Sergio, ni fueron al cementerio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada